Como hacer un plan de marketing

Cómo hacer un plan de marketing y dar en el clavo

Un plan de marketing consiste en un informe muy detallado donde plasmamos los objetivos a lograr por parte de la empresa, las estrategias a emplear y los gastos asociados a todas estas acciones que pensemos desempeñar. Este documento será la batuta de mando dentro del departamento de marketing, unificando metas y criterios. Por eso mismo es de vital importancia que el plan de marketing esté bien detallado y sea fruto de una profunda investigación.

“Un plan de marketing define los objetivos de la empresa, así como la dirección que tomarán nuestras estrategias para alcanzarlos”

La destreza en la elaboración de planes de marketing es clave entre los profesionales dedicados a este ámbito. Este plan sirve para establecer una estrategia común, definir la dirección que tomarán las acciones de marketing de ahora en adelante y al mismo tiempo justificar todos los gastos del departamento. Muchos lo consideran la carta de presentación del departamento de marketing frente a la dirección de la empresa.

Su importancia es tal que en la mayoría de Marketing Masters se suele estudiar en profundidad la elaboración y planificación de este tipo de documentos. Si acertamos en nuestro plan nos consolidaremos como buenos marketeros. Eso sí, si no acertamos en nuestro plan, donde no alcancemos los objetivos, los gastos no estén bien justificados y la estrategia a seguir sea demasiado ambigua, nuestros días en el departamento de marketing estarán contados.

Este tipo de documento es totalmente imprescindible en cualquier tipo de empresa. Independientemente de su sector de actividad, su público objetivo o tamaño necesitará este informa para detallar los medios y recursos a emplear. En definitiva, ya sea una PYME familiar o una gran multinacional, todas las empresas necesitan profesionales capaces de elaborar planes de marketing.

Momento de reflexión interna y externa

Al elaborar un plan de marketing podemos decir que el marketero realiza una doble reflexión, una interna y otra externa. Primero se realiza la reflexión interna, fijándonos en objetivos anteriores, las estrategias y acciones que hemos desarrollado hasta ahora y los resultados que éstos nos han brindado, evaluando qué es lo que nos convendrá más a partir de ahora. Puede que necesitemos dar un giro de 360 grados en nuestra estrategia o quizás no necesitemos cambiar nada.

En cuanto a la reflexión externa nos referimos más a la investigación de mercado. Definir los factores condicionantes de nuestra actividad, la demanda de nuestro producto o servicio, los competidores y sus estrategias, la definición de nuestro target específico, etcétera.

En general elaboraremos un plan de marketing anual. Es decir, al finalizar un ejercicio valoraremos el plan redactado hace un año para ver si los objetivos han sido alcanzados, las estrategias eran las acertadas y los gastos han quedado justificados (reflexión interna). A partir de ahí redactaremos el nuevo plan para el ejercicio entrante. No obstante, también podemos elaborar este tipo de informes con el objetivo de desarrollar una estrategia específica. Ya sea el lanzamiento de un nuevo producto, la expansión a nuevos mercados o sencillamente queramos experimentar con nuevas estrategias de marketing.

En cualquier caso, existen 5 puntos esenciales que no pueden faltar en un buen plan de marketing y son los siguientes:

Los puntos esenciales de un buen plan de Marketing

Análisis introductorio: En esta introducción explicamos la situación en la que nos encontramos al inicio de este plan. Hablamos del servicio o producto que comercializamos, los puntos positivos y negativos desde el punto de vista del marketing además de los retos que nos plantea. También elaboraremos un pequeño análisis de mercado incluyendo la situación de nuestros competidores.

Público objetivo: Este es un punto crítico del informe en el que detallaremos el target al que nos dirigimos. En caso de que seamos una empresa B2C estaremos hablando de individuos, sin embargo, si operamos en el ámbito B2B deberemos definir el tipo de empresa al que nos dirigimos.

Objetivos: Estableceremos objetivos claros y concretos para el nuevo ejercicio. Es importante que estos objetivos sean medibles y cuantificables. Por lo que el objetivo “aumentar nuestro tráfico web” sería erróneo, mientras que “aumentar nuestro tráfico web en un 30% en los próximos 12 meses” sería acertado.

Estrategias y tácticas: Una vez definidos los objetivos concretaremos qué acciones pensamos desarrollar para alcanzarlos. Ya sean promociones, sorteos, anuncios… Y las tácticas hacen referencia al medio que utilizaremos para desarrollar la estrategia, ya sea mediante e-mailings, redes sociales, puerta fría, etc.

Desglose del presupuesto: Finalmente concretaremos el coste asociado a nuestras estrategias. En muchos casos este punto nos obligará a retroceder para modificar el plan de marketing en función del presupuesto asignado.

¿Listo para hacer tu primer plan de marketing? ¡Adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *