Ventajas del dropshipping

El término dropshipping se ha puesto muy de moda últimamente en el mundo del comercio electrónico debido a las oportunidades que ofrece a vendedores que no quieren o no pueden tener un lugar donde almacenar los productos que venden.

El dropshipping consiste en que el vendedor que tiene su e-commerce bien optimizada y lista para vender online, recibe los pedidos en su página web y el producto final le llega al cliente desde un proveedor externo, sin que el propietario de la tienda electrónica tenga contacto alguno con el producto. Es un mero intermediario que cobra su comisión por dar a conocer el producto y ponerlo al alcance de sus visitantes online.

El dropshipping tiene ventajas económicas obvias, pues no tiene gastos fijos de almacenamiento ni preocupaciones por exceso o falta de stock, pero por otra parte se pierde el contacto directo con el producto y por tanto las quejas que puedan llegar del cliente final, que obviamente llegarán a la web del e-commerce por ser quien le ha vendido el producto. De este modo no podremos hacernos responsables de tiempos de entrega y otros problemas logísticos.

Ventajas del Dropshipping

El dropshipping es una excelente oportunidad para emprendedores o simplemente webmasters de páginas web que quieren empezar a montar un comercio online.

Costes iniciales y costes fijos bajos

Los costes iniciales son muy bajos, realmente con la compra de un dominio y un hosting, además de un buen trabajo de marketing online para dar a conocer tu página y tus productos, es suficiente para lanzarse al mundo de la venta a través del dropshipping.

Además, el sistema drop shipping, como la mayoría de negocios online, se puede manejar desde cualquier lugar del mundo con una simple conexión a internet. Esto evita que tengas que pagar alquiler de oficina y demás, hasta podrías estar viajando por el mundo mientras sigues gestionando tu portal de e-commerce.

Amplia variedad de productos

Hoy en día existen plataformas de dropshipping de cualquier tipo de producto que te imagines. Elige la temática que más te apasione o la que domines, porque para vender tienes que trasmitir confianza y conocimiento, y qué mejor que vender algo que tú mismo comprarías.

De todas formas enfocarse en una única temática no es necesario. Puedes crear una tienda online que venda cualquier cosa a través de este sistema ya que como hemos comentado hay dropshippers de todos los productos que puedas imaginar.

Fácilmente escalable

En negocios tradicionales, cuanto mayor sea el catálogo de productos, así como el número de ventas, mayor trabajo requiere para llevar un control óptimo de todo ello y que no se escape ningún detalle.

En el negocio del dropshipping, en el que el proveedor no eres tú, más ventas no requieren más trabajo de gestión puesto que ese trabajo lo realizará tu proveedor de confianza. Él tendrá que gestionar mejor los pedidos, agilizar los tiempos y manejar la logística. Sin embargo tú como vendedor y gestor de la plataforma online donde han comprado tus clientes tendrás más trabajo de atención al cliente.

Con el auge del comercio electrónico y las posibilidades que ofrecen muchas empresas de grupaje marítimo internacional, hoy en día enviar pedidos al extranjero no es tan costoso como antaño y la globalización permite tener proveedores en cualquier parte del mundo.

Principal desventaja del Dropshipping

Lo peor de este sistema es que tiene unos márgenes muy bajos. En realidad los márgenes los pones tú como vendedor, ya que pagarás el producto a un precio establecido y acordado con tus proveedores. Pero como los costes de entrada y la dificultad de crear este negocio son muy bajos, muchos competidores han visto en el dropshipping una forma de ganar dinero fácil.

Tanta competencia ha hecho que se tengan que bajar mucho los precios de venta al público para poder vender algo, ya que el consumidor, cada vez más experimentado en el mundo del comercio electrónico buscará el mejor precio del producto que va a comprar.

¿Y tú, te atreves a probar un e-commerce a través de sistema dropshipping?

¿Cómo es el perfil de un profesional del comercio electrónico?

El comercio electrónico o e-commerce es actualmente uno de los sectores que mayor crecimiento está viviendo, de hecho el sector de la venta online sufrió un crecimiento del 22.5% en España durante 2013. Una cifra que no está nada mal en un contexto de recesión económica en la que otros sectores luchan por mantener sus cifras.

G2J_EAE-DIST_1_profesionales-ecommerce

Imagen: freepik

Este auge del comercio electrónico refleja un cambio de hábitos de consumo entre los usuarios españoles, el 32% de los cuales ya compra por internet. Cantidad considerablemente inferior en comparación a otros países europeos, donde la media se sitúa entorno al 47%, contando con países como Reino Unido y Suecia donde los compradores online ya superan el 70% de la población ¿Qué quiere decir esto? Que el crecimiento del comercio electrónico en España no ha hecho más que comenzar, es decir, este sector ofrece un futuro más que prometedor.

“El año pasado el comercio electrónico creció un 22.5% en España, donde el 32% de la población ya compra online. Cifras que todavía son minoritarias en comparación al resto de Europa”

Empresas de todos los tamaños ya se han dado cuenta de las enormes oportunidades de negocio que ofrece este nuevo canal de ventas. Compañías ya establecidas se lanzan al e-commerce añadiendo el canal digital a su estrategia de ventas, otras Start Ups, sin embargo, son creadas exclusivamente en el ámbito de internet.

Esto también ha generado un aumento importante en la demanda de profesionales cualificados en el sector del comercio electrónico. Un sector que requiere de conocimientos y aptitudes transversales y que debido a su temprana edad todavía cuenta con muy pocos profesionales preparados. Así, cada vez son más los que optan por formarse con un Master en Comercio Electrónico Online para poder adquirir todas estas competencias que analizamos a continuación.

“El auge del e-commerce y la falta de perfiles especializados en el sector ha disparado la demanda de profesionales cualificados en este sector”

¿Qué necesitas saber para ser un profesional del e-commerce?

  • Marketing Digital: Cuando vendes online el marketing digital se convierte en tu principal aliado. Las técnicas de atracción de tráfico a tu tienda y su posterior conversión serán clave para asegurar un comercio electrónico exitoso.
  • Conocimiento del mercado: Como en la mayoría de sectores, es totalmente necesario que conozcas y domines el mercado en el que operas. Sólo así sabrás ofrecer un servicio que destaque por encima de la competencia. La capacidad de negociación también es clave en este punto.
  • Conocimientos tecnológicos: ¿Qué es un comercio electrónico sin una plataforma tecnológica en la que sustentarse? Contar con unos conocimientos (al menos básicos) en las distintas soluciones tecnológicas que ofrece el mercado será clave para iniciarte en el mundo del comercio electrónico.
  • Logística y gestión de la cadena de suministro: Una cadena de suministro bien gestionada puede convertirse en la mayor ventaja competitiva de un e-commerce. Saber sincronizar todos los agentes logísticos que participan en la cadena te permitirá no sólo ofrecer una experiencia más gratificante al consumidor, sino que también podrás reducir los gastos logísticos.
  • Analítica Web: Una de las grandes ventajas del mundo online es que todo se puede medir. Si dominas la analítica web podrás leer todos los datos que los usuarios dejan en tu tienda, analizar su comportamiento y sacar conclusiones para futuras tomas de decisiones.

Como veis, el comercio electrónico es un sector que precisa de conocimientos específicos propios del mundo del negocio, de internet, la logística… Haciendo que sus profesionales sean perfiles muy transversales cada vez más demandados por el mercado laboral.

¿Y tú, que otros conocimientos crees que necesita un profesional del comercio electrónico?